Beneficios

  • Reducción de costos.
  • Disminución de índice de morosidad.
  • Mejora de flujo de caja.
  • Aumento de la eficiencia de las operaciones de cobranza.
  • Disminución de la inversión en infraestructura y tecnología.
  • Disminución del pasivo laboral.
  • Descarga de labores de cobranza del personal administrativo y/o ventas.
  • Evitar el castigo de deudas y la consecuente pérdida de dinero y clientes.
  • Enfocar recursos en su negocio medular.